Elegia a mi pueblo.

 

La poesía de Ramón Sorribas  no puede ser ni mas actual ni mas verdadera.

Ademas para mi es premonitoria. En los años setenta, había un  periódico local hijarano llamado “La Voz de Híjar” allí publico por primera vez esta poesía Ramon. Desde entonces hasta hoy cuantas cosas ha perdido Hijar, ademas de población. Entonces, quien iba a hacer caso a un zagal progre, cultureta y teatrero.  La poesía, esta poesía siguió su curso premonitorio e Híjar fue desinflándose, ¡que pena!, ¡que triste!.

En el año 2000 se publico en El Adarve IV, siguiendo su camino de aviso y premonición.

Hoy de nuevo la vieja poesía se hace actual y sale de nuevo a nuestro encuentro, mas nadie la oirá, nadie la pensara, y nuestro pueblo seguirá su camino ya predestinado.

Que nadie diga que no se dijo, que nadie diga que no lo sabia, que nadie diga…

Pueblo noble y leal, pero sin voz. Yo mejor diría sin oídos y con poca visión, pues nadie quiere oír las voces que gritan por  él y nadie quiere ver la realidad.

Pero la poesía, esta poesía, sigue, y dentro de veinte años,  alguien la volverá a leer y… quizá ya no haga falta leerla mas, quizá su letra y su voz se hayan confirmado, quizá sea un epitafio a la entrada del pueblo.

Como otros dijeron, los pueblos no se mueren solos, a veces se dejan morir, y a veces… se matan.

Pascual Ferrer Mirasol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s