COMPRAR AL VECINO.

Los comercios de los pueblos, tienen su limitaciones, pero creo que menos de las que les achacamos, y muchas las creamos los que nos vamos a comprar fuera si utilizamos meramente el posible o contrastado ahorro en la compra. Esto no sucede solamente en los pueblos, también en los establecimientos de barrio de las grandes ciudades, pero luego queremos que estén a nuestra disposición ante cualquier urgencia u olvido.

El otro día leí un artículo en La Comarca que es significativo y al menos para pensar en lo que hacemos y el porqué lo hacemos y las consecuencias que a la larga nos acarrea.

Creemos territorio

Sábado, 10 Diciembre Eva Bielsa

Durante estos días estamos viendo que muchos de los municipios de nuestro territorio se iluminan más todavía. El acto del encendido de las luces de Navidad, que es ya tradicional en algunas localidades, marca el inicio de la temporada navideña.

Es un momento bonito, mágico y que «enciende» las ilusiones de los más pequeños y también hace volver a creer a los más mayores.


En muchas ocasiones, es un acto impulsado por las propias asociaciones de comerciantes que pretenden, con este gesto, invitar a sus vecinos a comprar en sus establecimientos. La razón es muy sencilla: el pequeño comercio de nuestras localidades no pasa por el mejor de sus momentos. La cercanía con las grandes superficies y una mayor cantidad de ofertas hacen que muchos vecinos no compren en casa.


Por eso, vemos que con frecuencia aparecen en los medios tiendas de toda la vida que deben bajar la persiana porque las grandes superficies los «devoran». Durante este año, ¿cuántas tiendas han tenido que cerrar en la calle Alfonso I, de Zaragoza? Y si pasa esto en la capital aragonesa, ¿cómo no va a ocurrir igual en las localidades de nuestro territorio?


Apoyemos al pequeño comercio, compremos en sus tiendas y, entonces, crearemos y mantendremos territorio. La Navidad es un periodo perfecto para comenzar con estas prácticas. ¡Qué nos invada el espíritu de la Navidad, pero, sobre todo, que nos invada en nuestros pueblos!

 

Además, son nuestros vecinos, nuestros conocidos, incluso nuestros amigos. Al menos eso creo yo, pero me equivoco tantas veces.

Pascual Ferrer Mirasol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s