Algunas consideraciones sobre la actuación de Zaragoza en Común

Se ha producido un ataque mediático sin precedentes hacia todos los ayuntamientos del “cambio”, como los de Barcelona. Madrid, Zaragoza, Cádiz, La Coruña, Santiago, Ferrol, etc. No se les ha dado tregua, ni siquiera los 100 días de rigor. Entraron con grandes ilusiones pensando que iban a poder llevar a cabo importantes cambios. Mas, la realidad desagradable asoma. Al ser gobiernos en minoría, están atados de pies y manos por el resto de las fuerzas políticas, que les ponen todo tipo de dificultades para desarrollar su programa. En esta labor de oposición sobresale por su dureza el PSOE, cuyos dirigentes no han asumido todavía que muchos de sus antiguos votantes, que consideraban cautivos, se hayan ido hacia los nuevos ayuntamientos del “común”.  Se les ha acusado de inexperiencia. Naturalmente. Si son nuevos les falta experiencia. De no tener un programa claro y definido. Vaya que si lo tienen. De llevar a cabo  sólo una política de gestos. A veces los gestos son muy importantes como veremos.

Como zaragozano quiero detenerme en la labor de Zaragoza en Común, encabezado por su alcalde Pedro Santisteve. Algunas de sus medidas han sido puestas en marcha con terribles dificultades, otras boicoteadas por el resto de las fuerzas políticas, como el PP, Cs y PSOE. Ni que decir tiene que los ataques mediáticos han sido brutales e indiscriminados.

Tuvo que soportar una huelga de los autobuses públicos de 123 días, que le ha hecho mucho daño y producido mucho descontento en la ciudadanía. Sería largo hacer una explicación pormenorizada de este conflicto laboral. Desde ZeC adujeron que el conflicto se hubiera resuelto entregando dinero a la empresa concesionaria, como hicieron los ayuntamientos anteriores. Desde la oposición se argumentó que fue producto  de la promesa de ZeC de remunicipalizar el servicio y convertir en funcionarios a los trabajadores.

Decidieron cambiar el nombre del Pabellón deportivo  municipal “Príncipe Felipe” por el que  fue entrenador de baloncesto del CAI, José Luis Abos, recientemente fallecido y que gozó de gran prestigio y popularidad en la sociedad zaragozana. La medida coincidió con la retirada del busto del monarca en el Ayuntamiento de Barcelona después de que su alcaldesa, Ada Colau, lo decidiera. Entonces, varias formaciones del cambio habían comenzado a eliminar las huellas de la monarquía en las instituciones públicas. Se ha criticado a ZeC que tal decisión tiene una motivación ideológica. Naturalmente que la tiene; sus principios republicanos. Mas, la titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Zaragoza, Concepción Gimeno, ha declarado nulo de pleno derecho el cambio de nombre, al que se opusieron PP, PSOE, Cs. No así la Cha, Chunta aragonesista. Al respecto me viene a la memoria unas palabras emitidas por Pablo Iglesias en el Parlamento el 10 de enero de 1912: “No somos monárquicos porque no lo podemos ser; quien aspira a suprimir al rey del taller, no puede admitir otro rey”.

El pasado 30 de setiembre el Ayuntamiento de Zaragoza rindió, en uno de los actos centrales del VI Encuentro Transfronterizo de Memoria Histórica Democrática, su homenaje “pendiente” a los 15 alcaldes y concejales republicanos y a los 30 trabajadores municipales asesinados durante la guerra civil. “Se trata de un acto de reparación y justicia con los demócratas, concejales y trabajadores, asesinados por la sublevación fascista”, señaló el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve. Han hecho falta 80 años para rendir este homenaje, y eso que el ayuntamiento zaragozano desde la instauración de la democracia ha tenido alcaldes socialistas.

Con motivo de las Fiestas del Pilar en Zaragoza se otorgan los premios “hijos adoptivos o hijos predilectos” de la ciudad. Cada grupo político propone a una persona. ZeC propuso como ‘Hija Adoptiva’ a la guerrillera antifranquista Esperanza Martínez ‘Sole’. La reseña enviada por la propia formación describe a Martínez como: “Guerrillera antifranquista, de la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón. Luchadora feminista, comunista y antifascista. Presa política durante el Franquismo durante más de 15 años, en los que participó en el Movimiento Democrático de Mujeres. Madre comprometida con el movimiento de los insumisos. Trabaja activamente en la recuperación de la memoria democrática en la asociación Archivo Guerra y Exilio (AGE)”. Hoy mismo se le ha entregado el diploma. El que propuso el PP fue la COPE de Zaragoza por su 55 aniversario. El PSOE a Joan Manuel Serrat.

ZeC ha hecho una apuesta clara por las políticas sociales y de la vivienda. No en vano en este capítulo se ha incrementado el presupuesto de derechos sociales en un 15%. Otra de sus preocupaciones ha sido potenciar la democracia participativa y la transparencia. Para ello ha mantenido contactos con asociaciones de vecinos de los diferentes barrios.

Desde el punto de vista urbanístico se han negado a la apertura de nuevas grandes superficies, como el outlet de Pikolín, de las que está saturada la ciudad de Zaragoza, con el argumento de que ello supondría el cierre de pequeños comercios dentro de la ciudad. Se han inclinado claramente por la defensa del pequeño comercio de proximidad, que es el que vertebra a una ciudad, además de crear empleo estable. “Como asegura el concejal de urbanismo Pablo Muñoz: “Se acabó el urbanismo de alfombra roja al que viene con un euro y se le abren todas las puertas”. Las críticas han sido durísimas por PP, Cs, PSOE aduciendo que tal negativa imposibilita las inversiones con los consiguientes puestos de trabajo.

Por último quiero detenerme en le tema de la remunicipalización de determinados servicios públicos, que habían sido externalizados o privatizados. Los ayuntamientos del cambio se denominan de “Lo Común”. Y este epíteto tiene una justificación. Algunos concejales deAhora Madrid prometieron sus cargos con la fórmula Omnia sunt communia! (“todo es común”) y la palabra “común” está en el nombre de iniciativas municipalistas como la de Barcelona y Zaragoza. Merece la pena detenerse en el significado de lo común.  Un aspecto muy destacado de lo común es la distinción entre lo público-estatal y lo público-común. Lo público-estatal reposa sobre dos aspectos contradictorios: por un lado, pretende garantizar la universalidad del acceso a los servicios públicos; por otra, reserva a la administración estatal el monopolio de la gestión de esos servicios reduciendo a los usuarios a consumidores, excluidos de participar en la gestión. Lo común debe precisamente poner fin a esa división entre “funcionarios” y “usuarios”. Dicho de otra manera, lo común debe garantizar la universalidad del acceso a los servicios públicos mediante la participación directa de los usuarios en su gestión.  Uno de los objetivos consiste en convertir los servicios públicos en instituciones de lo común, para impedir su privatización por el político de turno, como hemos constatado en España, que ha supuesto el expolio de un patrimonio de todos los españoles para beneficio de empresas privadas, con la consiguiente secuela de corrupción, nepotismo, clientelismo. ¿Con qué derecho un gobierno vende un patrimonio que pertenece a todos los españoles? Lo que es de todos tiene que ser decidido por todos. Lo común no significa ni la desaparición del Estado ni del comercio privado, lo  que significa que tendrían un papel diferente. Por lo expuesto, podemos entender los intentos de ZeC de remunicipalizar determinados servicios públicos que habían sido privatizados. Mas, sus intentos hasta ahora han fracasado. Y han fracasado porque supondría tocar los intereses de determinados lobbys. Ahora mismo se ha producido el siguiente hecho.  Los votos de PP, PSOE y Cs han echado para atrás la intención del equipo de Gobierno de ZeC de municipalizar la depuradora de La Almozara y de la planta de recuperación de fangos y agua de Casablanca, que sí apoyaba CHA. De este modo ha salido adelante sacar a licitación los pliegos de condiciones para una nueva adjudicación de la gestión de dichas plantas, prestada hasta la fecha por DraceInfraestructuras, que pertenece al Grupo ACS. O sea, Florentino Pérez. Con el capital hemos topado.

Cándido Marquesán Millán

Anuncios

Un comentario en “Algunas consideraciones sobre la actuación de Zaragoza en Común

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s