Santa Barbara bendita… tra-la ra-lara

Las cuencas mineras lo están pasando mal. Los mineros se extinguen si esto no cambia de manera radical. Los pueblos mineros pasaran a ser pueblos fantasmas.

 Hace años todo era Jauja. Endesa era una de las mejores empresas del mundo. Se prejubilaban mineros con una buena pasta. Endesa se privatizaba a bajo precio y se ponía a los amigos de Aznar al frente de ella. Endesa se vendía y los accionistas se llevaban una pasta gansa.

 Endesa dejo de ser española porque nuestros dirigentes la prepararon para que no lo fuera, eso sí, ellos se lo llevaron todo, atrás quedaron los mineros y todo lo que había a su alrededor. Hoy Endesa es una sucursal de otra multinacional, sus cosas se deciden fuera de España, tanto es así que por unos motivos u otros ni siquiera las centrales térmicas españolas consumen carbón nacional, dicen que es de mala calidad y da poca energía y mucha contaminación.

 No se engañen, salvo milagro la minería esta sentenciada, se acuerdan de las decisiones de ese ex ministro llamado Soria que tenia los ahorros por Panamá. Pues uno más de los muchos despropósitos que se vienen haciendo con las cosas de todos los españoles, pero no se preocupen, en la próximas votaciones algunos de los afectados por esto votaran a la reala que planifico y organizo toda esta ruina, si, ruina para los pobres, porque, después de una pensión alta o de una buena indemnización hay  pobres y tierra quemada. Aun no lo has entendido, pues felicidades, por ser feliz.

 Hace unos días en La Comarca, Joaquín Noé escribía un artículo en el que pedía respeto, pueyo creo que el respeto de las personas de bien no creo que le falte, pero creo que todo esto va tarde. El día que Endesa se privatizo primero y se vendió después, alguien les perdió el respeto a los mineros primero y a todos los españoles honestos después. Tras las luchas de muchos y los sacrificios, además de enfermedades y peligros, poco a poco los fueron domesticando a su gusto  y después, todo estaba planificado de años, a los pobres siempre nos planifican la vida otros y es que además… nos dejamos. Qué bueno fue aquel dinero, y ahora que. A marchar.

 

RESPETO.- El respeto es la consideración especial que se le tiene a alguien o incluso a algo, al que se le reconoce valor social o especial diferencia.

Respeto es lo que exigimos los que defendemos el carbón autóctono. Nuestro carbón proporciona seguridad energética en España y debería ser considerado como reserva estratégica.

El 22% de la energía que se generó y consumió en España el pasado viernes 26 de agosto, se produjo en las térmicas de carbón. Este dato que debería ser muy positivo para las comarcas mineras como la nuestra, en realidad no lo es, ya que el carbón consumido es prácticamente en su totalidad carbón de importación.

Si esta situación continúa, provocará la desaparición de la minería del carbón en nuestro país y con ello la desaparición de las comarcas mineras.

Las eléctricas siguen haciendo lo que les viene en gana por lo que exigimos al Gobierno Central que cumpla los compromisos firmados en el Plan del Carbón, de forma que se ponga en marcha un mecanismo que asegure un hueco térmico del 7,5% para el carbón autóctono.

Con los datos de producción eléctrica antes mencionados, llama la atención escuchar que el carbón no tiene futuro, o también es muy doloroso y a mi juicio una falta de respeto llamar a los mineros privilegiados.

La crítica suele ser fruto de la ignorancia y los que la practican posiblemente nunca hayan bajado a las entrañas de la tierra a 400 metros y no han vivido las condiciones medioambientales donde trabajan los mineros.

Desde esta comarca seguiremos peleando por el futuro de nuestro carbón, de la central térmica y la búsqueda de alternativas que hagan posible que podamos seguir viviendo en nuestros pueblos.

Afortunadamente sigue habiendo vecinos y vecinas de esta comarca que siguen viniendo a todas las movilizaciones que se plantean. Hoy, a las puertas de la central térmica, he echado de menos a Manuel Gazquez. Descansa en paz amigo.

 

MINERÍA por Victor Martinez en el periódico El Mundo. 20/3/2016

En el sector de la minería del carbón sólo trabajan 2.900 personas actualmente, muy lejos de los más de 50.000 de la década de los noventa.

Los últimos mineros del carbón

La edad media de retiro de un minero está en torno a los 44 años, percibiendo prestaciones de entre 1.700 euros y 2.500 euros

Sindicatos y empresas piden más implicación del Gobierno y Bruselas para salvar a un sector y una economía que se desangra

La minería del carbón ha iniciado un desmantelamiento silencioso que se está traduciendo en el abandono de las principales cuencas del país. En los últimos 15 años, los municipios con yacimientos mineros han perdido 52.000 habitantes, con porcentajes que en algunos casos alcanzan el 40% de la población. La fuga de vecinos está directamente ligada al cierre de la minería, donde hoy sólo quedan 2.900 empleados supervivientes a un ajuste que en tres décadas se ha llevado por delante 50.000 puestos de trabajo.

Ciñera de Gordón, en la provincia de León, es el espejo de un sector sin esperanzas de futuro. Sus 819 habitantes -un 37% menos que en el inicio de siglo- contemplan estos días el cierre y desmembración de la Hullera Vasco-Leonesa, otrora una de las grandes empresas carboneras del país con más de 1.500 empleados y hoy en proceso de liquidación. “La mina fue la que construyó el pueblo, y ahora es la que se lo va llevar”, explica José Luis Vega, un ex minero de 75 años que pasó más de 40 realizando diversos tipos de trabajo en el pozo.

En el universo del carbón las calles y el polideportivo municipal llevan los nombres de directivos de la familia fundadora de la compañía minera -“los putos jefes hasta que se pusieron el traje y la corbata”, como recuerda con cariño José Luis- y el colegio se llamaba Santa Bárbara, patrona de los mineros. Esta instalación, además de otras hoy también cerradas como la piscina, el cine, el campo de fútbol o el de tiro, fueron construidas por la empresa ahora quebrada.

Toda la riqueza de los ochenta ha dejado paso a calles vacías, columpios sin niños y decenas de prejubilados que encuentran en el senderismo su único divertimento. “Aquí el futuro está roto, partido y totalmente desaparecido”, explica José Antonio Colinas, secretario general de Fitag UGT en la zona Norte-Montaña. Los mineros denuncian que los fondos desembolsados para la transformación de la zona no han tenido el efecto deseado, convirtiéndose en una economía de pensionistas.

“Aquí no hay oportunidades. No se han creado empresas capaces de generar empleo, pero tenemos las mejores aceras y farolas”, añade Ángel, un minero prejubilado que ahora acompaña a su mujer a repartir carbón a las casas de la zona que aún consumen este producto en sus calderas o cocinas. “Los polígonos industriales de la zona están vacíos, los fondos se han utilizado para construir negocios como una gasolinera, una fontanería o simplemente garajes que no dan trabajo”, remarca Colinas.

Pensionistas a los 44 años

La reestructuración del carbón ha absorbido alrededor de 26.000 millones de euros en ayudas públicas desde la década de los noventa, según las cifras que maneja el Ministerio de Industria. El dinero cargado a los Presupuestos Generales del Estado ha tenido todo tipo de destinos: inversiones en infraestructuras en las cuencas mineras, fondos para la creación de empresas que generen empleos, ayudas a la explotación y a la reducción de actividad en las cuencas, subvenciones al transporte, ayudas indirectas a las eléctricas para que compren carbón nacional en lugar de otros combustibles y prejubilaciones.

La edad media de retiro de un minero ronda los 44 años, y un 51% de los ex trabajadores cobra una prestación de entre 1.700 y 2.500 euros. Esta cifra ha ido incrementándose en los últimos años, ya que la pensión media entre quienes se dieron de alta en la Seguridad Social en 2015 en el Régimen de la Minería asciende a 2.386 euros.

Esta cifra supera en más de 1.000 euros a la pensión media entre todas las que se dieron de alta en España el pasado año. “A quien nos llama privilegiados por prejubilarnos a los 42 años le metería yo a picar siete horas en la mina. No saben lo que es comerse un bocadillo con sabor a carbón”, dice Carlos Ajenjo, retirado de la Hullera Vasco-Leonesa. “La mina es un trabajo peligroso y con un perjuicio para la salud, trabajar aquí 10 años es como hacerlo 20 en otro trabajo. En 2013 murieron seis compañeros y nadie les llamó privilegiados entonces”, añade Colinas.

La caída de Hullera Vasco-Leonesa puede dar lugar a una cascada de cierres en cadena en el sector. Esta misma semana ha sido la Unión Minera del Norte (Uminsa) la que ha aprobado un Expediente de Regulación de Empleo temporal para la totalidad de su plantilla, compuesta por 300 personas. Y hace dos semanas fue la Compañía Minera Astur Leonesa quien hizo lo propio mandando a casa de forma temporal a 282 empleados. En ambos casos, la parada de actividad afecta a cientos de trabajadores que están empleados en subcontratas.

Eléctricas y Gobierno, señalados por los mineros

Empresas y sindicatos coinciden en apuntar al actual Gobierno como responsable principal de su crisis. El otro señalado por el sector son las grandes eléctricas. Desde las cuencas reclaman la creación de un mecanismo que incentive a las energéticas a comprar su producto antes que el carbón importado u otros combustibles, como el gas. Eso, o que se obligue por Ley a quemar parte del carbón nacional, tal y como figuraba en un borrador diseñado por Industria en el año 2013.

El departamento que dirige en funciones José Manuel Soria ya ha transmitido a los empresarios mineros que dada la actual situación política del país, la creación de un mecanismo de protección al carbón nacional correspondería ya “a un próximo Gobierno”.

“No hay tiempo, si seguimos así acabaremos muriendo por inanición. Lo de Ciñera se va a extender al resto de cuencas mineras y veremos este mismo año la liquidación del sector”, explica Óscar Lapastora, presidente de la patronal Carbunión. La producción del sector en España fue en 2015 de 3,04 millones de toneladas, la mitad que en 2013 y una sexta parte de lo producido en los noventa.

La losa de los requerimientos europeos

El otro gran obstáculo que amenaza el futuro del sector a nivel europeo es la obligación de Bruselas de que todas las empresas mineras devuelvan en 2018 las ayudas públicas concedidas desde el año 2011. A cierre del pasado ejercicio, la factura de ayudas a devolver ascendía a 460 millones de euros. “Las minas a cielo abierto ya no reciben ayudas y hoy serían rentables si se les compra la producción”, explica Lapastora.

Estas instalaciones tendrían que devolver una cantidad próxima a los 50 millones de euros, “asumible” según Carbunión. Otra cosa son las minas de interior, donde la devolución de las ayudas se va a convertir en la condena para los yacimientos que logren llegar a 2018.

En la ciudad del carbón se resignan ya ante el devenir de un futuro más negro que el propio mineral. Sobre todo para aquellos jóvenes trabajadores de la mina que no alcancen la edad para prejubilarse. Este es el caso de Erick Rodríguez, que con 30 años acumula una década de trabajo en la explotación con una subcontrata de Hullera Vasco-Leonesa.

“Llevamos un retraso en el pago de siete nóminas, y así no hay forma de pagar la hipoteca y sacar adelante una familia. Cuando se agote el paro tendremos que marcharnos a otro lado”, comenta. José Luis, el veterano de 75 años, le aconseja directamente Alemania.

En Ciñera sólo quedan grabadas en el suelo la huellas de los neumáticos quemados que utilizan los piquetes mineros para cortar la carretera entre Oviedo y León. “Este era el pueblo de la guerra. Aquí corríamos detrás y delante de la Guardia Civil para defender nuestro pan. Hoy no queda nada”, concluye Colinas.

 

Pascual Ferrer Mirasol

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s