LA ARDILLA ESPAÑOLA.

Se acuerdan de aquello que decían los romanos de que España la podía cruzar una ardilla sin tocar el suelo saltando de árbol en árbol, pues hoy la podría cruzar saltando entre mentirosos y corruptos.

Nuestros políticos andan muy atareados en nada. Don Mariano sigue impasible el ademan y mientras necesita que alguien le eche una mano para seguir en su particular poltrona, en lugar de tender puentes, pone a todos a parir, o él o el caos, y para arreglarlo todo, manda a su escudero Hernando, (este tío es digno de estudio), que en plan macarrónico, ahí están la hemerotecas, desafía a todos y es el más chulo de la clase, ole sus cojones,dirán algunos de los suyos, y le aplauden, y le jalean, y el susodicho se crece y se crece y se ridiculiza y ridiculiza. Pero seamos serios, alguien en su sano juicio puede votar a elementos como este o similares.

Don Alberto, ha perdido los papeles, aquellos que en Andalucía y en Madrid hizo que dimitieran los corruptos, aquí todo han sido matices y verbenas. Es más, mientras le estaba dando el segundo si a Don Mariano, este se la estaba clavando, con el nombramiento del ex ministro, el panameño Soria, para el fondo monetario mundial, y eso que Don Alberto tenía en sus condiciones aprobadas el quitar las puertas giratorias, total por una mentira mas, es más, la réplica del escudero Hernando a Ciudadanos en la segunda votación es para verla y ver con que desprecio los trata sabiendo ya que no eran necesarios sus votos para salir investidos.  Don Alberto podía haberse mantenido en su posición seria de no a los corruptos y amparadores, lo que le hubiera dado una seriedad y una confianza ante la ciudadanía que en estos momentos lo ve como un abrazafarolas. Quizá aquel encierro que sufrió en la puerta giratoria de un hotel el 20/12/2016 fuera una premonición, pero ahí quedo atrapado. También tenía una buena salida, así como se entero de que lo habían engañado montar la de San Quintín, pero no, prefirió guardar las formas, pero me temo que ello le acarreara que cada vez van a ser menos los que le guarden el voto.

Los demás pues están en el no, y que se podía esperar cuando durante cuatro largos años han sido despreciados, ninguneados y olvidados. Que corran con la lengua fuera a lamer a Don Mariano y su corte.

Fijaos como anda el patio español, después de muchos días, vuelven a hablar los telediarios de Venezuela, pobres venezolanos como vayamos por allí a salvarlos. Ya fuimos hace más de quinientos años, mira como les fue y mira la formación que les dejamos.

Eso sí, un poco más al norte, el New York Times y otros nos dicen lo que tenemos que hacer. Estos no se han enterado de que Trump es americano y lo tienen allí. Porque no vienen con sus impresionantes medios y se llevan a unos muchos de nuestro congreso y se los quedan allí para siempre, eso sí sería una buena acción, que la necesitamos más que los consejos.

Y la ardilla sigue saltando, sin tocar suelo, entre el regocijo, la algarabía y la celebración de muchos.

 

Pascual Ferrer Mirasol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s