ES LA HORA.

Durante la campaña electoral los nuevos se inflaron de decir que era el momento de las nuevas políticas, de hacer una nueva transición dejando atrás a la vieja política, (esa que ha estado llena de corrupción, donde los ciudadanos de a pie han sido olvidados, véase el tema sanitario y educativo entre otros, por no hablar de las grandes desigualdades entre los ciudadanos que ha propiciado). Incluso el guapo Pedro se apuntaba a ello, no sin la desconfianza de los nuevos y la falta de credibilidad hacia un PSOE que lleva años defendiendo sus poltronas, no hay más que ver a esos llamados varones, que se resisten a lo nuevo y ahí andan tratando de salvar sus privilegios y sus sillones, (no hay más que ver a los más cercanos, que son los del gobierno de Aragón, viejos políticos, con viejas maneras).

Podemos y Ciudadanos, haciendo pinza con lo nuevo del PSOE pueden propiciar que esto cambie, o al menos intentarlo sacando lo mejor de cada uno, si no lo hacen quedaran como mentirosos, unos más que otros, seguramente, pero lo más grave es que habrán perdido la oportunidad por la que tanto clamaban y por la que recogieron un numero más que considerable de votos, pasando a ser parte de aquello que dice; ¡todos son iguales!. Y además no estaría mal que formaran parte del gobierno que se forme, con algún ministerio, pues las cosas se cambian desde dentro, ahí tenemos como ejemplo las mayorías absolutas, todas ellas, no dejando que nadie siquiera opine, todo lo que hay fuera de ellas es malo y anti sistema, su sistema.

Lo lógico sería abocar el saco de lo que estos nuevos tienen en común y desarrollarlo, luego, lo que no es común, tratar de acercarlo y cuando ya todo lo que le une este hecho, afrontar lo que los separa, y si entonces no se puede mas, pues a elecciones. No creo que desarrollar lo común les cueste cuatro días, pues es mucho lo que hay que cambiar sin olvidarse del largo camino lleno de zancadillas que les espera, los viejos no van a consentir así como así que les arrebaten el poder y que aireen las casas, saldrá mucha porquería, creo que más de la que nos podemos llegar a imaginar, no hay más que ver la cercana, la que nos rodea. Para entonces los ciudadanos les agradeceremos su trabajo pues tonto no es nadie.

Pascual Ferrer Mirasol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s