CONTRE LES FLECHES DE CE MONDE

CONTRE LES FLECHES DE CE MONDE

La sin razón de algunos de nuestra especie, lleva al sufrimiento, a muchos sufrimientos, a nuestro sufrimiento.

Solo sacando lo mejor de nosotros, y quién sabe si a veces lo peor, podremos superar estas tragedias.

Para estos personajes solo el desprecio, pero no el tuyo o el mío, el de los suyos. El de su padre, al que han dejado abatido. El de su madre, que fue la persona que más los quiso y a la que han dejado abatida en medio del más intenso de los dolores. El de su hermano, con ese que compartieron juegos infantiles y al que han descolocado del mundo. El de su hermana, que ve como su hermano desprecia la vida y a ella en representación de todas las mujeres. Y el de los amigos, a los que les tocara vivir marcados por una amistad que al parecer no fue tal. Porque no nos equivoquemos, estos personajes pasaron y pasan por este mundo aprovechándose de todos los que algún día los quisieron, teniendo como único fin, es paraíso egoísta que solo existe en sus mentes fanáticas.

Una canción francesa que nos mete en el más profundo Paris y un poema de Mario Benedetti para estar con las víctimas de esta sin razón. Son poca cosa, pero quien sabe…

Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que congregar todos los odios
y además los aviones y los tanques
para batir al hombre de la paz
tuvieron que bombardearlo hacerlo llama
porque el hombre de la paz era una fortaleza

para matar al hombre de la paz
tuvieron que desatar la guerra turbia
para vencer al hombre de la paz
y acallar su voz modesta y taladrante
tuvieron que empujar el terror hasta el abismo
y matar más para seguir matando
para batir al hombre de la paz
tuvieron que asesinarlo muchas veces
porque el hombre de la paz era una fortaleza

para matar al hombre de la paz
tuvieron que imaginar que era una tropa
una armada una hueste una brigada
tuvieron que creer que era otro ejército
pero el hombre de la paz era tan sólo un pueblo
y tenía en sus manos un fusil y un mandato
y eran necesarios más tanques más rencores
más bombas más aviones más oprobios
porque el hombre del paz era una fortaleza

para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que afiliarse para siempre a la muerte
matar y matar más para seguir matando
y condenarse a la blindada soledad
para matar al hombre que era un pueblo
tuvieron que quedarse sin el pueblo.

Una canción y una poesía, son poco fuertes en la lucha contra la metralla, pero quien sabe si algún día, como ya hubo otros días, pararan a las armas y a la locura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s