MENOS MAL QUE ESTAMOS SALIENDO DE LA CRISIS.

Según los diferentes medios de información:

Uno.- Las cifras de la corrupción en España muestran que hay más de 1.900 personas imputadas en causas abiertas por corrupción y al menos 170 han sido condenadas por este tipo de delitos en la última legislatura. No obstante, la mayoría de estos condenados no están en prisión, ya sea porque se les impuso una pena de cárcel que no les obligaba a ingresar, porque únicamente fueron inhabilitados o multados o porque aún tienen recursos pendientes. Todos estos son los que están, pero no están todos los que son. Imaginense la ruina de país.

Otro.- Entre las cifras de la corrupción en España, destaca que hay casi 1.900 causas abiertas en diferentes órganos judiciales, más de 500 imputados en estos procedimientos y sólo una veintena cumpliendo condena en alguna de las cárceles del territorio nacional. Un estudio publicado en 2013 cifró en 40.000 millones el coste social de la corrupción en España. Asi no hay quien levante cabeza.


El de mas alla.-
En 2009 España estaba formada por 52 provincias y 45 cajas de ahorros. En 2015, España sigue estando formada por 52 provincias, pero ahora sólo hay cuatro cajas de ahorros, que realmente no son tales: son las herederas de aquellas entidades que hoy operan como bancos. Hay 300 banqueros imputados por llevárselas. Menudo negocio para los ciudadanos de a pie.

Uno oye los telediarios de una u otra cadena y se puede montar la película según le convenga, puesto que oír uno de la primera, otro de la sexta y otro de la trece, lo pueden dejar a uno, como mínimo, perdido. Ahora bien si solo escuchas el que te dora la píldora, felicidad absoluta y odio  eterno a los demás. Con la prensa  y radio pasa lo mismo.

Pero la cosa cambia cuando uno vive la experiencia ante sus propias narices, ahí ya es otra cosa, la realidad supera a todo aquello que nos cuentan en los telediarios sea cual sea la cadena. Un día en las urgencias del  Hospital Royo Villanova zaragozano le convierten a uno en anti-sistema.  Este sistema no funciona. Un sistema que te deja sufrir y que te puede quitar la vida, no es un buen sistema. Los gobernantes, esos que nos quieren sacar de la crisis, quieren ganar, (¿eso es ganar?),  aunque sea dejando cadáveres por el camino. Daños colaterales.

Enfermos amontonados porque no hay suficiente espacio físico para ubicarlos. Médicos y personal sanitario de lado a lado sin poder dar abasto a lo que tienen entre manos. Salas de espera llenas de personas esperando a entrar en urgencias. Unas esperando noticias de familiares a los que no pueden acompañar para no colapsar más el reducido espacio de urgencias y boxes,  otras, enfermos a los que se les ha hecho una primera revisión y el medico ha considerado que pueden esperar ante otros que presentan peor cuadro clínico.

Los que gobiernan, los que han gobernado,los que han ido con ellos en diferentes coaliciones en los últimos años, me pueden decir lo que quieran y emplear la excusa que quieran. No hay excusa para dejar que la gente sufra e incluso muera por su vergonzante incompetencia. Y sobre todo para que otros gastos tengan prioridad sobre la salud de las personas.

Ni un solo médico debería de estar sin trabajar en España mientras se dieran estas situaciones. Ni un solo euro se debería de gastar en otra cosa que no fuera mejorar y salvar vidas en primer lugar. Ni un solo habitante de este país debe de estar sin una asistencia médica digna y suficiente.

Sigan vendiendo motos, seguro que habrá muchos que se las compraran y  les votaran y eso hará que se sientan legitimados a seguir mal haciendo.

Y cuando parece que hacen algo por nosotros, atención.

Adjudicación del nuevo hospital de Alcañiz cuatro meses antes de las elecciones, no sea que perdamos y… infórmense bien y valoren ustedes mismos.

Negociamos con la enfermedad y el sufrimiento de los demás, hay que hacerlo rentable, pero…  que broma es esta.

Yo sencillamente no me apetece escribir más, espero que algún día alguien, les pida cuentas de hacia dónde han llevado a este país al que dicen querer y lo único que hacen es servirse de él y de sus humildes ciudadanos.

Que me perdone el que este, de verdad, libre de culpa, le pido perdón de todo corazón, por estar en medio de tanta porquería y no contaminarse. A los demás, como decía un gitano, mala mierda les acorrale. (Por acabar suave).

Pascual Ferrer Mirasol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s