La infancia, los recuerdos, las abuelas… las madres.

Vamos a olvidarnos de lo que está pasando a nuestro alrededor y vamos a recordar lo que pasó. Momentos felices que compartimos con familia y amigos. A los jóvenes que leen esto, si es que hay alguno, les diría que aprovechen de estar con los abuelos, de hablar con ellos, cuando les falten se darán cuenta de lo que se perdieron. Pues va a ser corto, pero súper agradable. Es sencillamente escuchar esta canción de Serrat, “Mi niñez”.

Trae maravillosos recuerdos. Todavía conservo aquel maravilloso ejército de botones y el recuerdo de aquel gato manso que se dejaba acariciar en el almadraque de la casa de mi abuela, mientras el abuelo echaba leña al fuego.

Se la dedico a todas las abuelas y madres, que como las mías, llenaron casas que aparentemente eran sombrías, de ternura, luz y cariño.

Pascual Ferrer Mirasol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s