Una reflexión… ¿Podríamos dormir?

A veces me pregunto cómo hay gente que puede dormir sabiendo que sus acciones, su avaricia, su gestión egoísta, su afán acumulador… hace que haya familias enteras viviendo en condiciones más allá de la precariedad económica.

A menudo pienso si yo, encontrándome en otras circunstancias, también me cegaría por ese ansia de ver crecer mi cuenta de ahorros, mis propiedades, mis lujos… si sería capaz de desearlo a cualquier precio, a costa de todo, a costa de todos.

Hay gente que cree que el deseo de poseer más, y cada vez más, es una conducta humana, que es algo instintivo… Pero a mi, a priori, me resulta lo menos humano posible. El poder disfrutar de una opulencia, de un lujo, a costa del bienestar mínimo de otros… Refleja la carencia de todo tipo de empatía… ¿es eso humano?

Es obvio que en estas líneas he simplificado el extremo algo que puede dar lugar a una reflexión y a un debate de tipo filosófico, existencial… etc. pero, por esa misma razón lo dejo así, como pinceladas…para que entre todos/as pensemos en ello y miremos en lo más profundo de cada uno de nosotros/as. Porque por más vueltas que yo le doy… sigo sin comprender qué hay detrás de una conducta (¿o una sociedad?) caníbal de este tipo…

Gracias por leerme y por vuestras aportaciones.

Sara Clavero

Anuncios

2 comentarios en “Una reflexión… ¿Podríamos dormir?

  1. Lo jodido del caso es que creo que pueden dormir los que se enriquecen a costa de los demás, a costa de la vida de los demás.
    Vivimos en una maldita sociedad consumista, a ésto nos ha llevado el “maravilloso” capitalismo, donde sólo nos importa tener cada día más y sobre todo tener lo último. Cuando vemos la pobreza a nuestro alrededor ponemos cara de asco y miramos para otro lado, sin pararnos a pensar que en un futuro quizás no muy lejano nosotros seamos los pobres.

    No podemos quedarnos de brazos cruzados, tenemos que aportar lo que podamos para cambiar esta “maldita sociedad”.

    Manolo el pito.

    Me gusta

  2. Imagino que te suena aquella frase del “tanto tienes… tanto vales”.
    No hay que ir muy lejos para encontrar respuestas a esto que comentas, desgraciadamente las personas anteponemos muchas veces el tener, al ser. El dinero abre o cierra casi todas las puertas. Mirando a tu alrededor más cercano podrás ver que hay hermanos que por una herencia discuten hasta el extremo de no hablarse nunca más. Vecinos que se quitan un palmo de tierra. Amigos que se pasan la vida midiéndose a ver quién es el que más tiene. Hay personas que jamás hicieron nada por nadie, a lo suyo, y como dicen en nuestro pueblo, si alguna vez lo hicieron lo refrotan una y otra vez. Gentes que parece que hacen algo por los demás y lo que hacen es asegurarse su mendrugo. Y… demasiados etc.
    También puedes ver que nuestra sociedad no se pregunta de dónde saca la riqueza el ostentador, pero a una inmensa mayoría le encanta ser su amigo, que más da como la haya conseguido.
    Hay un refrán que dice: “bienaventurado el que lo pierde todo, porque conocerá a sus amigos”.
    Lo he escrito otras veces; “hay muchísimas personas que jamás se cansan de tener poder y de tener dinero”.
    Algunos ilusos, yo más bien lo llamaría ciegos-torpes, dicen que hay que votar a los que nos han robado, porque ya están llenos y los que vienen, vienen a llenarse. ¿Es que los que nos han robado y nos roban están hartos?
    No es más rico el que más tiene, sino el que se conforma con lo que tiene, o el que menos necesita.
    Vivimos en la sociedad del tener que no tanto la del disfrutar, o mejor, se disfruta enseñando lo que se tiene a los demás.
    Voy a contar una anécdota reciente y termino: Estas fiestas del Pilar, un amigo estuvo en la zona Vip de la parte posterior del escenario de la plaza del Pilar de Zaragoza. (La zona vip, esta tras el escenario con comida y bebida a banderas y la actuación se ve en una televisión de plasma). Mi amigo, de pueblo, como yo, al que le regalaron esta entrada, quedo alucinado de lo que allí había y de que todavía los políticos y sus amigos aun tenían otra zona más vip. Y me dijo; “había cada torda”, y le dije; “también habría tordos”, me dijo “a esos no los vi, solo vi buitres”. No molestarse, es una conversación en argot de pueblo. Pues esto que aparentemente es una chorrada retrata mucho a la sociedad en la que vivimos. Unos ven normal que se monten la fiesta a lo grande para ellos por la santa cara. Otros lo ven fatal y piensan que son unos jetas aprovechados a los que hay que sacar de ahí. Los terceros van, comen alcahuetean y se van sin pena ni gloria, pero más que impresionados asustados con lo que allí ven y se encuentran. Y ahora vienen los mejores, los que venderían su alma al diablo por estar ahí, porque los vieran sus amigos y por contarlo en una tertulia de bar. Pero sobre todo que los vean, importantes (aparentando), ricos (don sin din), codeándose (peloteando), aplaudiendo (de palmeros), riendo (riendo las gracias del figurín de turno).
    En este mundo hay muchos mundos, cada cual tiene el suyo. Hay más gente buena que mala, muchísima más, pero a menudo está muy manipulada, influenciada, engañada, etc. Y los malos son más triunfadores, la falta de ética y escrúpulos los convierte en auténticos depredadores- caníbales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s