Sin rumbo, sin escrúpulos, sin cabeza ni corazón.

Por Pascual Ferrer:

Reconozco que en los tiempos que corren y con determinadas noticias, (muchas más de las que mi torpe cerebro puede digerir), me entra irritación, además de impotencia y auto culpabilidad, por no ser capaz de hacer nada, salvo expresar lo que pienso, acertada o equivocadamente, en una página como esta, que unos leen, otros no leen y otros entran a hurtadillas como en el mundo en el que viven.

Ahora, a esta panda de representantes o lo que sean… pongan el calificativo que quieran, se han metido en el mundo de los niños, si, esos niños que lo están pasando mal porque han vivido por encima de sus posibilidades, porque se han comprado un apartamento en la playa, dos en la montaña y tres coche de alta gama, se han puesto un salario millonario vitalicio en una petrolera y una indemnización por despido bancario de varios millones de euros.

sinrumbo

Ahora son los paganos, unos mas, de toda esta mentira que es la dichosa crisis en la que nos han metido unos pocos. Recuerdo unas frases que pensé muchas veces: “de lo que hicieron los ya muertos ¿qué culpa tiene los vivos?, ¿qué culpa tiene los muertos de lo que hacen los vivos? y ¿de lo que hacen los hombres que culpa tienen los niños”?

Me he limitado a pegar unas noticias que andan por periódicos de papel y digitales.

El PP de Toledo abandona el pleno para no escuchar a padres de niños con cáncer. Los concejales abandonan la sala cuando el alcalde procedió a dar la palabra a la madre de una joven con esta enfermedad y que denuncia la falta de medios del Hospital de Toledo.

Hace falta tener poca sensibilidad, pero muy poca vergüenza ni dignidad para volver al día siguiente a sentarse en el sillón que abandonaron. Si ni siquiera los niños les enternecen cuales son los sentimientos de esta gente. Y luego critican el aborto, habrase visto más incoherencia, hipocresía y falsedad. ¡Que son niños!, que se nos mueren por falta del dinero que otros han robado a espuertas con el consentimiento y la complicidad de casi toda esta sociedad canalla.

Cuando aún no han pasado unos aparecen otros. Dar de comer a un niño que tiene hambre lo margina. ¿Pero de donde ha salido esta gente?

La defensora del Pueblo, Soledad Becerril, recomendó a las Comunidades Autónomas abrir los comedores escolares en verano para atender a los menores en “situación de vulnerabilidad”. Pero esa recomendación ha terminado dividiendo a las autonomías y provocando las protestas de las ONG, que aseguran que la disparidad de criterios que han mostrado las comunidades provocará una desigualdad de los niños de familias vulnerables en función de su lugar de residencia. Mientras en unas zonas sí se ofrecerá este servicio, como Canarias o Andalucía, en otras, como Galicia o La Rioja, los niños tendrán las puertas cerradas.

Según el Instituto Nacional de Estadística, la pobreza infantil en España alcanza ya al 31,9% de todos los menores de 16 años que viven en el país, adolescentes y niños que en muchos casos hacen la comida principal, cuando no la única, en el comedor de su colegio. Sin embargo, no hay estadística oficial que mida cuántos niños en cada comunidad autónoma afrontan una situación de malnutrición.

El argumento esgrimido por quienes se niegan a apostar por este modelo, como el PP gallego o el riojano, se basa en que la medida podría “generar excesiva visibilidad” a estos casos y “discriminación”, estigmatizando a los niños que acuden al comedor escolar en verano frente a los que tienen garantizado el derecho a la alimentación en casa.

Estos aún no se han enterado que es que van a comer al comedor escolar porque en su casa no hay.  ¡Que no tienen que comer!

Desde Save The Children contestan que “este es un argumento válido, pero no sirve como pretexto” porque “depende de cómo se haga”. En su opinión, habilitar el comedor escolar “debe ser una medida puntual con carácter de urgencia y paliativa”, enmarcada en actividades abiertas no sólo a niños en situación de vulnerabilidad y basada en datos objetivos sobre las necesidades de la población de cada comunidad autónoma, una información que actualmente no existe. “Si convertimos los comedores escolares en comedores sociales donde sólo van los niños en situación vulnerable estamos re victimizando al niño. Habría que diseñar actividades en los centros o campamentos urbanos que tengan objetivos lúdicos y educativos, que conlleven acciones en que haya una merienda media mañana y un almuerzo”, explica la responsable de Incidencia, Sensibilización y Campañas, Áurea Ferrere, a Europa Press.

Los mayores hablan, y hablamos, y damos clases de casi todo, pero los niños necesitan comer y me viene al pelo esta definición siguiente:

Primero vivir, después filosofar.

Dice el diccionario que filosofía es la ciencia del conocimiento de las cosas por sus causas o primeros principios.

Filósofo, según el mismo diccionario, es persona que estudia o sabe la filosofía o bien hombre que vive retraído y entregado al estudio. Pero aun éste, por más austero que sea, tiene que vivir y alimentarse, por lo menos. Siempre he recordado una frase de san Vicente de Paúl que dice que para hablarle del alma a  un hombre es preciso no olvidar que tiene cuerpo. ¡Vayan con sermones y filosofías al hombre que desde hace tres días no ha comido y que no sabe si comerá el cuarto!

Para terminar una declaración de Borja Sémper en Salvados, donde hablaban sobre “El Futuro de la Juventud Española”,  dijo que; “nadie puede decir todo lo que quiere”, reconociendo el encorsetamiento de los políticos adaptado a las opiniones de su partido y admite que ve “normal” que las formaciones dirijan a través de argumentarios las opiniones de sus miembros. Añadió que todas las mañanas los militantes de su partido, e imagino que los de los otros partidos será parecido, reciben un argumentario donde el partido se posiciona en los diferentes temas del día y de la actualidad. Solo falta de poner en ese argumentario una cosa; lo de los otros ni oírlo, ni mirarlo, no sea cosa que tengan razón y nos convenzan, nosotros a la nuestra.

Alguna vez se ha oído decir,  que con el estómago vacío “se discurre más y mejor”. Pues ojo, que por ahí van las cosas, para muestra las elecciones europeas, la gente ya piensa en otros diferentes a los de siempre. No digamos nada cuando el personal además de pensar “discurra”.

Es acojonante, que para salvar a este país los niños tengan que pasar hambre y los que tienen además la desgracia de estar enfermos se puedan morir por no poderse pagar unos medios que están ahí.  Todo lo justifican para la salvación de la patria. Pero el sacrificio que lo hagan otros.

Así nos las gastamos en este país que todavía se llama España, patriot@s, antipatriot@s, monárquic@s, republican@s, roj@s, azul@s, cabrit@s, mariquit@s, señorit@s de compañía, etc. pero ¿y los niños?, quizá no les demos ni la oportunidad de ser nada de nada, muchos se quedaran sin futuro, otros incluso sin vida. Porque no nos engañemos, entre todos les estamos robando ambas cosas. Podemos seguir mirando para donde queramos, pero es la cruda realidad, la que no nos gusta, pero que ahí está y al que le toca vivirla… que se joda.

Un niño, tiene muchos derechos, pero sobre todo uno, ser niño. No hay nadie más feliz que un niño feliz y un corazón que lo mira. Y a veces necesitan tan poco para ser felices.

Pascual Ferrer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s