COMPLICADO LO TENEMOS… ALGUNOS.

Pues sí, hay que tomar una decisión, decidirnos por un partido, votar en blanco, o no votar. Esas son las opciones que nos da nuestra democracia. Y tenemos que tener claro que nuestra principal herramienta para que las cosas se adapten a lo que nosotros queremos es el voto, aunque luego se pueden hacer muchas cosas más.

Parece ser que aunque los partidos mayoritarios dicen que vayamos a votar, yo creo que lo que quieren es que no vayamos, así con sus fieles seguidores, esos que nunca cambian de voto, aunque la abstención sea altísima, tienen aseguradas sus poltronas.

Pues yo creo que tendríamos que ir a votar en masa, ya que desde hace años, aunque no nos queramos dar cuenta, Europa es la que marca los caminos. Como nota importante, nunca Europa conoció un periodo de paz tan largo como el que va del final de la II Guerra Mundial hasta nuestros días, ósea, que de algo vale la Unión Europea, otra cosa es que nos lo creamos o no y que no seamos capaces de reconocer su importante papel para la convivencia de todos los europeos, la verdad es que algunos se encargan de desprestigiarla continuamente. Si no hubiera sido por la crisis de estos últimos cuatro años, donde las corruptelas de los sureños, más acentuadas que las de otros, han sido como bombas en la línea de flotación, me atrevo a decir que jamás tampoco nunca se alcanzó tanto progreso. Pero robaron, mintieron y no pagaron. No hay que ver más que los debates de estos días, con aquello del… y tu más, sin que ninguno de ellos se comprometa a nada ni diga lo más mínimo de lo que va a hacer. Es más, en unos territorios dicen una cosa y en otros otra, Unos a tratar de mangonear desde Bruselas y otros a vivir que son dos días.

Por no irnos muy lejos.  En los últimos 15 años, ¿quién ha mandado en España, y en las Autonomías, y en las Comarcas, y en los Ayuntamientos?. Pues piense cada cual en el que le cae más cerca y mire quien, como y en qué medida la persona o personas que la representan nos han llevado o no hasta esta crisis. Desde ahí que cada cual decida

Tenemos el derecho de votar y el compromiso de enterarnos de lo que hacemos cuando metemos la papeletica en la urna. Es todo un ejercicio de responsabilidad hacia nosotros y hacia nuestros conciudadanos.

Hace tiempo opine esto en un blog y no me resisto a volver a decirlo: “En un país en el que la patraña del “vale más malo conocido que lo bueno por conocer” es el pan nuestro de cada día. Cuando al malo, al ladrón, al corrupto, al mentiroso, etc., y podríamos estar horas enumerando lindezas, no se le tendría que votar, ni si quiera dejarlo presentar. Pero los partidos defienden cada cual a los suyos y como aquel viejo lema falangista, “prietas las filas” o el republicano, “no pasaran”, ambos, nos colocan a los ciudadanos fuera de todo. Aunque quizá nos esté bien empleado, por gilipollas (con perdón).

En un país donde los corruptos sacan siempre mayorías absolutas. Donde los adeptos votan a los suyos sin siquiera leerse el programa, porque ya han deducido que los van a engañar, pero que los otros son peor. Donde si alguno te reconoce que él vota a uno de estos impresentables, te suelta aquella frasecica del; ¿…y tú qué harías?, con lo cual él queda perfectamente retratado y a ti sin que a lo mejor sepa ni tu nombre ya te ha condenado a  ser lo mismo que él o peor, así su conciencia queda tranquila.

En fin que lo tenemos difícil, en este país donde la gente ya no se reconoce con la charanga, pues algunos ya no les queda alegría para ello, donde la pandereta se perdió, por no saber tocarla ni hacerla sonar a tiempo, pero si hay, cada día más, devotos hipócritas, falsos y conspiradores, que solo se reconocen en el “tanto tienes, tanto vales”.

Los partidos pequeños, con los cuales alguna vez uno se identifica, pues son como los Reinos de Taifas, cada cual a lo suyo, quemando unas energías que no se tienen y haciendo que algunos nos perdamos por el camino”.

Lo tenemos jodido y complicado, pero hay que buscar, porque cuatro años con estos se me antojan muy largos y con más de lo mismo, porque si salen los mismos, (y cuando digo los mismos, no hablo de un partido, ni de dos, hablo de muchos más, desgraciadamente),  les habremos legitimando para que nos sigan jodiendo. Es para ponerse a temblar. Pero algo habrá que hacer, vamos digo yo… quizá felicitar a los que lo tienen claro, acierten o no es una suerte.

Es mi opinión.

 

 

Por Pascual Ferrer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s